Las Legaltech en Chile y su desafío

   Por: Ernesto Aguilar, líder del área de Litigación de Grupo Wolf.

Hace algunos meses tuve la oportunidad de publicar algunas columnas de opinión sobre innovaciones que existen en el mundo legal, particularmente respecto de temas relativos al Legal Design pero, como muchos ya deben saber, existen otras muchas tendencias innovadoras y disruptivas en el mundo legal como lo son las Empresas de Servicios Legales, la Inteligencia Artificial, los Smart Contracts y Blockchain, la robotización de procesos o la automatización de contratos, entre otras. 

En esta ocasión quisiera comentar acerca de un término más general: las LegalTech. Lo primero que habría que señalar es que la palabra LegalTech proviene de la conjunción de los vocablos anglosajones Legal y Technology para, evidentemente, conceptualizar la fusión de estos dos mundos que hasta hace algunos años parecían completamente ajenos.

Aún en sus orígenes, resulta pertinente señalar a la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford en asociación su par de Ingeniería, que lanzaron en 2008 el proyecto codeX (The  Stanford Center of Legal Informatics[1]) que, entre muchas herramientas e información, contiene un índice de empresas de tecnología legal en el que se registran aproximadamente 1800 compañías, mismas que divide en los siguientes grupos: Analytics, Legal Education, Online Dispute Resolution,  Compliance, Legal Research, Practice Managment, Document Automation, Marketplace y eDescovery.

Hoy las LegalTech son un importante actor del mercado legal a nivel mundial, de hecho, estas compañías han generado en 2019 la cantidad de 17.3 billones de dólares americanos (USD) y se espera que para 2025 esta cifra se incremente hasta los 25.2 billones USD[2]. Pero ¿cómo estamos en Chile? Aunque no tenemos una cifra en términos económicos, sabemos que existen muy variados y valiosos proyectos según lo señalado por el mapa de las LegalTech del mercado legal chileno, publicado por legaltechies[3] en este mismo medio.

No cabe duda de que todos quienes, de una u otra forma, participamos de este nuevo mundo, enfrentamos un importante desafío: la masificación del uso de las LegalTech. Es evidente que tanto desde el punto de vista de los abogados, como desde el punto de vista de los usuarios/clientes, existe una baja adhesión a estas nuevas herramientas y esto se debe, en mi criterio, a que en nuestro país aún se da una importante valoración al hecho de conocer personalmente o, mediando una recomendación, a un determinado abogado. En el caso de los abogados tradicionales y sus estudios, se percibe una mayor adversidad en la adopción de estas nuevas herramientas y procesos, en todas aquellas tecnologías que no sean de grupo de los denominados “practice management software”.

 

[1] https://law.stanford.edu/codex-the-stanford-center-for-legal-informatics/

[2] https://www.statista.com/statistics/1155852/legal-tech-market-revenue-worldwide/#statisticContainer

[3] https://legaltechies.es/

Miércoles, 19 mayo 2021 / Legal Tech
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Post relacionados

  • Los Neo Abogados

  • Chile y su transformación digital

  • Carteros, taxistas y notarios

  • ¿Notarías en extinción?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *